Miguel Ángel Sutil es decir Enlace Funk.

Vivir para escribir la pasión musical y cultural afroamericana que muchos sienten de forma especial.

La revista, todo un referente en nuestro país, apunto esta de cumplir 20 años en un estado de forma envidiable.

Ahora es el momento de celebrar los 50 números con un  especial que reúne los 50 discos nacionales e internacionales mas influyentes.

¡Que no paren las máquinas!

Os dejamos una sesión de Miguel A. Sutil grabada en vivo y 100% vinilo en el club Aretha de Siroco (Madrid)

Lo primero, muchas felicidades por el camino recorrido, 50 números de una revista con personalidad  y casi único referente del genero.  Supongo que si en algún momento hubo intención de dejar el proyecto, ahora  no hay marcha atrás. ¿Pensaste llegar tan lejos? 

Gracias. Desde luego que cuando empezábamos no pensábamos llegar hasta aquí. Hace ahora casi 20 años que lo que surgió como un funkzine vinculado al programa de radio ENLACE FUNK se ha convertido en una revista profesional y desde luego que al principio no pensaba llegar tan lejos.
También es cierto que una vez que pasamos el primer año de vida, la acogida fue tan buena que no hemos parado de crecer dando siempre pasos seguros y eso nos ha hecho hasta el momento ni que se nos pase por la cabeza dejarlo. Esto es una actividad vital y un proyecto de vida.

Cuéntanos como se gesta un número de Enlace Funk. Desde que lo tienes en la cabeza hasta que termina en las tiendas. ¿Ha variado mucho la forma de encarar el trabajo, la gestión de la información, colaboradores, edición…?

Por lo general en cada número publicamos toda la información que tenemos lista en ese momento, eso hace que cuando se publica un número empecemos de cero para el siguiente en cuanto en contenidos.
A veces se queda algún artículo fuera, pero suele ser la excepción y en ese caso se publica en el siguiente número.
El trabajo y la gestión de la información suele partir de los colaboradores que proponen artículos y con eso se gestiona la cantidad de páginas necesarias.
Damos vía libre a que los colaboradores escriban lo que crean necesario para cada artículo sin indicarles la cantidad de caracteres exactos, eso hace que nuestro diseñador se vuelva loco para maquetar todo y es una de las causas de porque a veces tenemos que poner la letra a tamaño lupa…jejeje.

Desde que sigo la revista,  mi percepción es una mayor especialización en cada uno de los puntos que la estructuras. Entrevistas acertadas a artistas de enorme importancia, reportajes musicales que marcan lo que va a pasar, colaboraciones de primer nivel, edición muy cuidada… ¿percibes de forma consciente la evolución de Ef?

Claro, por supuesto, número a número el diseño y sobre todo el material fotográfico ha sido una de las grandes preocupaciones de la revista, poco a poco lo vamos consiguiendo siempre manteniendo un nivel exigente en los contenidos, claro.

Sobre esta cuestión ¿podrías apuntar los factores de cambio más importantes vividos por la revista?

Creo que uno de los cambios más importantes ha sido la preocupación por utilizar material fotográfico propio. Es esencial en la medida de lo posible que las fotografías sean exclusivas, creo que eso marca la diferencia y creo que en los últimos años sobre todo con portadas de material propio ha sido uno de los factores más importantes así como reportajes fotográficos propios, como por ejemplo el reciente realizado por Jaime Massieu con George Clinton.

Años de trabajos, noticias, conciertos, entrevistas, discos influyentes…entre tanto vivido y contado ¿hay algún artista, reportaje, articulo…que te haya marcado de forma especial?

Sobre todo lo que más me ha marcado ha sido entrevistar a algunos de mis ídolos musicales, me viene a la cabeza la entrevista que hicimos a Don Blackman en los camerinos de Jazz Café en Camdem (Londres), las entrevistas que hemos hecho con George Clinton han sido muy especiales, también recuerdo con mucho cariño la entrevista con Les McCann o con Eddie Palmieri o por ejemplo entrevistar  a Isaac Hayes en Madrid tras una rueda de prensa a la que no acudió nadie y tuvimos la suerte de entrevistarle en exclusiva. Por ejemplo, me hizo darme cuenta de que la música no interesa a nadie salvo a cuatro apasionados y me hizo cambiar mucho el chip y darme cuenta de que lo nuestro era como una misión.

¿Si naciera hoy EF apostarías por el mismo formato de revista tradicional u optarías por el camino digital? ¿En algún momento planteaste el cambio a plataforma web? ¿Qué aporta continuar con el formato tradicional?

Creo que si la revista naciera ahora seguiríamos haciéndola en papel, este formato da la permanencia en la memoria, es algo que trasciende y que desde luego va a sobrevivir a Internet.
Cuando Internet y las bases de datos mundiales sufran un complot mundial para acabar con ellas y cuando sea inaccesible la información…el papel seguirá ahí sobreviviendo.
Nunca me he planteado el cambio a plataforma web, eso sí me parece que la web es un complemento ideal y perfecto para ampliar información o hablar de cosas más inmediatas como agenda de conciertos, recomendaciones o información más instantánea y eso lo hacemos mediante nuestra web www.enlacefunk.com

Uno de los grandes aciertos de EF, a mi entender, es el carácter aperturista y de gran familia, evitando siempre la guetización de los estilos musicales dentro de la escena negra. Un gesto por remar todos los que forman parte de la escena (artistas, djs, salas, público….) en una misma dirección. ¿Fue algo premeditado? ¿Eres consciente de vuestro papel didáctico entre los lectores en todos estos años? ¿Consideras al lector de EF fiel a la publicación?

Nosotros entendemos la música negra bajo el lema de One Nation Under A Groove, esa es la filosofía que nos mueve y además esta música abarca tantos estilos que sería estúpido ignorarlos.
Por eso nos gusta hablar de soul, funk, latin, hip hop, jazz, latin,…todo es música negra.
Sobre el papel didáctico, me gusta pensar más que nuestros lectores son inquietos y que les ayudamos a indagar en sus búsquedas.
Si miras la lista de suscriptores, hay gente que lleva subscrita años y años, incluso gente desde el principio del número 1, creo que a eso se llama ser fiel ¿no?

La primera vez que te entreviste, te lance una pregunta sobre tu percepción de la prensa musical y su manera de tratar la música negra, donde respondías que su criterio no te interesaba en absoluto ¿Ha cambiado en algo tu opinión o sigue sin ver luz en ese túnel?

Creo que desgraciadamente la prensa musical, salvo excepciones, peca de estar al servicio de la promoción y desgraciadamente los artículos más que informativos o críticos, son unas meras promociones encubiertas al servicio de la promoción o lanzamiento de turno.
Creo que gracias a los blogs de aficionados particulares se está viendo la luz.

Me interesa mucho este punto, porque EF habéis conseguido sostener el espíritu fanzine sin para de crecer, profesionalizando el criterio. Sin pasar por aros ni perdidas de identidad.

Eso hay que agradecérselo al increíble equipo de colaboradores que ponen su criterio a la hora de escribir sobre las cosas que realmente les gustan y conocen.

Otra apuesta ganadora de EF y seña de identidad es vuestro trabajo como sello discográfico. Cada número le acompaña un 7”. Algunos de esos grupos hoy son de los más importantes a nivel nacional. Siempre me ha interesado conocer cómo surgió la idea

Pues la idea de editar los singles en vinilo se la tengo que agradecer a Borja (Sr. Lobo) jefe de de Lovemonk.
Nos conocemos desde hace tiempo y cuando incluíamos con la revista un cd con una sesión grabada, siempre me decía que lo que tenía que hacer es publicar música original, me convenció y hasta aquí.

¿Por qué el empeño del formato single y no otros como cd o con los nuevos tiempos, enlaces de descarga, menos costosos a todos los niveles?

Está claro que el formato que nos gusta es el vinilo, porque es donde está la fuente original del sonido que amamos y además es el formato que mas perdura y que mejor suena, sobre esa base, editar LPs nos era más costoso y además complicado de retractilar para distribuir con la revista. El formato single 7” es ideal para poderlo incluir con la revista y así que vaya protegido y es además un formato que tiene más inmediatez, son dos canciones por lo general que se graban unos meses antes y en poco tiempo están disponibles y además es un auténtico reto descubrir grupos para darles la oportunidad de darles a conocer.

Antes te preguntaba por los hechos de cambio en la revista. Mirando más lejos. ¿Qué hechos apuntarías como determinantes en la escena negra nacional en los últimos años?

Partiendo de la base de que aquí vamos con 30 años de retraso, creo que ha habido momentos determinantes para la escena negra nacional como por ejemplo la edición de discos como el primero de The Sweet Vandals o el disco de Glen Anthony Henry, ambos pusieron a este país en el mapa de la música negra y por otro lado los festivales como Imagina Funk, Slap!, Enclave de Agua o Black Is Back han hecho también muchísimo por crear un público que le interesa y siente inquietud por escuchar cosas nuevas.

¿Puedes adelantar con que nos vamos a encontrar en el 50 de la revista? ¿Va a ser un número especial?

Si, es un número muy especial con más de 100 páginas donde hemos hecho un especial con los 50 discos nacionales e internacionales esenciales de la historia.

Para terminar ¿Que tracklist definiría los 50 números de Enlace Funk?

Voy a seleccionar diez artistas que han sido portada en estos últimos años de la revista.

FUNKADELIC: One Nation Under A Groove

ALL GREEN: Love and Hapiness

ROY AYERS: Everybody Loves The Sunshine

ROY HARGROVE RH FACTOR: Poetry

CHUCK BROWN: Bustin Loose

LEROY HUTSON: The Ghetto 74

GLEN ANTHONY HENRY: I Dont Know

QUANTIC: New Morning

BOBBY WOMACK. Across 110th Street

PRINCE: 1999