Antes de escribir sobre el disco “Just Sayin” – Ole Folks Music– del músico y compositor Jay Nemor, me tome en serio hacer varias escuchas para no caer en el gustoso sabor aparente que termina convirtiéndose en un empacho importante más de un disco de los nuevos cantantes de soul y jazz.

A pesar de pecar de atmósferas dulces en algún momento “Just Sayin” es buen álbum, con ritmo exquisito y sin exceso de minutos en cada uno de sus tracks.

Jay Nemor consigue sacar un partido excelente a su registro de voz, ya sea recitando  como a la hora de cantar.

Otro positivo, para este norteamericano jugador profesional de baloncesto en Islandia durante un tiempo, es el minimalismo instrumental que otorga a su disco.

No hay abundancias, ni florituras que distraigan  al oyente que merece la pena mantener en el tiempo.

Otra cosa, los ecos del dios Gil Scott-Heron están en el adn de muchacho Nemor.  Así que lo mejor que puedes hacer al terminar de escuchar “Just Sayin” es pasarte al “Pieces Of a Man” y tu día estará salvado

Si queréis haceros con una copia del disco, pasad por su BANDCAMP