Moniquea Roberson vive en Los Angeles. Allí canta y graba canciones enormes.
Lo hace al amparo del sello Mofunk, que plagiando las palabras de un amigo, son artistas de la producción domestica y familiar. Marca de identidad en el histórico del género Modern Funk.

MoFunk se forja en el club Funkmosphere donde colisionan las energías del Dj Eddy Funkster y el enigmático XL Middelton.
Ambos inician camino de oro a base de artistas que como ellos respiran Boogie, Modern Funk, Synth-Funk e incluso Sweet Soul (véase el primer 7” de Reality Jonez y su tema “A Million Girls” para el sello hermanado Craw City).  Sobre MoFunk, en el número 49 del magazine Enlance Funk hay un preciso artículo que recomendamos sin pestañear.

Volviendo a la Pantera Moniquea, su fidelidad a Funkster y Middenton se remonta a 2013 cuando aparece en el álbum de este último “Hedonistic Album”.
Desde ese momento lealtad y espera a las melodías perfectas para ser acompañadas por su voz.
Primer asalto, también en 2013, el 7” I Don’t Wanna Used To It/Not Enough.

Octubre de 2014 se publica “ Yes No Maybe” el largo de melodías perfectas para ser cantadas bajo la composición de Funkster.

Exceptuando el tema “Secret”, algo infantil y escaso de producción. El resto del trabajo es un acierto de estilo y estética.
Las tres primeras (If I Let You Take My Heart, A Certain Way, Casanova) son un tridente que justificaran tu compra por años.
Las dos canciones con la que la cantante se estreno en 2013 están incluidas en el corte 5 y 7. El medio tiempo por excelencia ocupa la sexta posición. “I Need It All” es un tema sedoso propio de Sade. El disco lo cierra “Can Be Without My Baby” una muestra más de la agilidad vocal de Moniquea que se mezcla con una melodía cargada de sientes y arpegios.

“ Yes No Maybe” es un buen disco, una excusa perfecta para abrazar a esa familia de producciones hogareñas que se hacen llamar MoFunk.

Podéis haceros con una copia de su disco en Discogs